miércoles, 1 de julio de 2015

DÍA 116: 28/ 06/ 2015 Cerdanyola del Valles (San Ramón)

Fin de mes y fin de semana. Domingo en el que escasea el dinero y vuelvo a tomar las calles por la fuerza de mis armas, mis instrumentos. Mientras monto y coloco mis cacharros aparece Lola, una pequeña perra con mucho carácter, acompañada de su dueño y saludan a Boogie. Empiezo a tocar a mas de las 19h. con Blues Flamenco. Calor sofocante, clima espeso. Tan espeso que se puede masticar. Tocar así no es cómodo para mi que me tiro casi toda la tarde sudando y tampoco es bueno para mi público. No hay gente por la calle y el agobio que llevan encima los pocos que pasan hace que no piensen en nada mas que en su casa y su ventilador sin que me presten la menor atención. Se me acerca una extraña señora y me pregunta si se alguna canción famosa. Le respondo que no, que solo toco composiciones propias. Me pregunta que si se solfeo y le respondo que no, que yo solo me limito a coger la guitarra y tocar. Me dice con cierto desprecio "ah!entonces nada..." y se va. Veo pasar al hombre, ya no se si canario o argentino, que me saluda de pasada. Hoy tengo a Boogie atado a una valla que tengo a mis espaldas así que al menos no me he de preocupar de que me arrastre. Tampoco he de preocuparme por la falta de pilas ya que por fin las he podido cambiar por unas nuevas. Mientras toco levanto la vista y veo a una mujer con un carrito de bebe riendo. Miro a mi lado y tengo a una pequeña y graciosa niña que apenas levanta 3 palmos del suelo bailando al ritmo de mi música. Cuando los adultos me escuchan no suelen entender que las canciones mas movidas de las que dispongo se pueden bailar. Quizás sea esa la mejor forma de disfrutarlas y los niños lo entienden. No dudan. Se le van los pies solos y sin pensar lo bailan sin preguntarse nada mas. Crecemos y nos corrompemos. A veces nos corrompen, otras lo hacemos nosotros mismos pero siempre perdemos la capacidad de mirar el mundo sin filtros, sin condicionantes como la moral o la personalidad. Contra mas crezco mas envidio a los niños. A partir de las 20h la calle se anima ligeramente pero no dura mucho y enseguida se vuelve a vaciar la calle. Siempre hay alguien pasando pero siempre pocas personas. Muy pocas. Aparece un grupo de adolescentes con otra mujer mas grande, imagino que la madre de alguna. Se sientan en los bancos de en frente y me escuchan durante un par de canciones, cosa que tiene merito teniendo en cuenta lo que llego a alargar las canciones en la calle. Aplauden al final de las canciones lo que siempre le saca una sonrisa a uno. En un concierto en un bar la gente aplaude muchas veces por cortesía o compromiso pero en la calle los aplausos son mas sinceros. O eso creo y quiero creer. Tras un buen rato escuchándome se acercan a saludar a Boogie, dejan caer monedas en el bote, se despiden y se van. Mi intención hoy era tocar la lista de BLUES SUCIO CONTRA EL HAMBRE 5 pero me la dejo en casa. Aun así trato de tocar de memoria dicha lista ya que aunque no recuerdo el orden exacto poco me falta. Los que me leéis habitualmente ya sabréis que BLUES SUCIO CONTRA EL HAMBRE es un ciclo de conciertos solidarios para recaudar comida. En esta ocasión para celebrar que he llegado al 5 lo he montado en la sala Circus de Cerdanyola y tocaran dos bandas con las que he compartido ya algún escenario y con quienes comparto ciertas actitudes ante la música. Actitudes que en este momento que vivimos lleno de puristas y figurantes creo que son mas que necesarias. Pasa Sonia, la responsable de que dicho concierto tenga una sala donde organizarse y me saca una foto, hablamos algún detalle del concierto y nos despedimos. Aparece Dennis hacia el final de mi actuación y escucha entero el popurrí de canciones de Mississippi Alligators. Hablamos un poco y se despide. Acabo tocando de nuevo Blues Flamenco sobre las 21,30h. con unos escasos 14,32€.
 Últimamente mis recaudaciones han bajado bastante. Se que parte de culpa la tiene el calor y que contra eso no puedo luchar pero también tengo la sensación de que la gente ya está un poco aburrida de verme. Se que lo que hago no suele tener termino medio. A la gente o le gusta o lo detesta radicalmente. Ahora que viene el verano mi intención era dejar descansar un poco a la calle San Ramón y volver a ir a los pueblos de playa pero después de como me fue en Palamós no tengo muy claro por donde tirar. Para colmo la nueva ley de seguridad ciudadana o, como la conocemos todos, la ley mordaza incluye un apartado del que poco se habla. Desde que empece a tocar me quejo de que cada pueblo tiene su ordenanza al respecto y es imposible saber donde se puede tocar y donde no. Bien, pues esto ya ha cambiado por fin. Legalmente no se puede realizar ningún tipo de actuación artística en la vía pública sin autorización y se sancionara con multas astronómicas a quien lo incumpla. Esto es democracia. Cargarse a varios colectivos artísticos como son mimos, músicos callejeros, pintores etc que no suponían ningún problema y sin preguntarle a nadie. Viva España. Mientras que recojo mis trastos escucho como un niño le dice a su madre "¡mira! ¡un musicante!" y eso me alegra un poco la tarde. Los niños, siempre los niños. Si no crecieran hasta me plantearía tener uno pero por desgracia tarde o temprano se convierten en asquerosos adultos y por eso prefiero ser padre de seres de cuatro patas. Farruco mantuvo su pureza siempre, desde que lo conocí hasta que lo vi morir. Boogie siempre será tan puro como es y jamas me tendré que preocupar de si se droga o no cuando yo no estoy delante. Teniendo eso ¿para que necesita nadie complicarse la vida con mas?. Divagando ando cuando pasa por delante un hombre que me saluda levantando el pulgar hacia arriba en señal de aprobación. Señal que esta tomando su propio significado por su uso compulsivo en cierta red social. 

¡¡Nos vemos en las esquinas!!

lunes, 29 de junio de 2015

DÍA 115: 24/ 06/ 2015 Cerdanyola del Vallès (San Ramón)

Bajo a celebrar el solsticio de verano a mi habitual calle San Ramón, o como el cristianismo lo llama, San Juan. La verbena la paso en casa con Boogie, a ninguno de los dos nos gustan los petardos. Ya en el día festivo de San Juan aprovecho que no tengo que ir a la fabrica para bajar a tocar. No tengo pilas y antes de empezar doy unas cuantas vueltas pero hasta los bazares orientales celebran las fiestas de la cristiandad en este país y no las encuentro. Finalmente me doy por vencido y empiezo, con las pilas gastadas, a mas de las 18,30h. La hora exacta no la se porque me quedo sin batería en el teléfono móvil y no puedo ni mirarla ni apuntar las notas que me suelo apuntar para poder escribir estas lineas.  Durante la actuación voy cambiando las pilas por otras que tengo ya gastadas y sueltas por la caja y aunque no consigo sonar bien sobrevivo al show.  La gran mayoría de monedas caen al principio y el resto de la actuación toco prácticamente para nadie salvo alguna, siempre honrosa, excepción. Hoy veo menos caras conocidas que de costumbre. Imagino que la gran mayoría se recupera en casa de la resaca de la fiesta. Hay alguien que prácticamente no falla nunca y hoy no es menos. Pasa Xavi y me echa en el bote. Aparece la señora argentina con un paraguas en la mano. Se acerca a saludar a Boogie y Boogie le coge el paraguas. Al cabo de un rato pasa el hombre con acento canario. Cuando saluda a Boogie este se fija en unas bolas que cuelgan de su pantalón para ajustar la anchura de la pierna y trata de morderlas. El hombre me comenta que la mujer del paraguas es su hermana. Los conocía por separado y no tenía ni idea de que eran hermanos, no se si argentinos o canarios. Pasa un hombre que conozco de vista y hace algo un poco raro. Tira una especie de cartera con unas llaves dentro del bote para acto seguido volverla a coger y seguir su camino. Mas tarde vuelve a pasar y me deja una flor en el bote. Una flor verde con pelos marrones algo rara. Creo que es eso que fuman los jóvenes y que tiene algo que ver con una tal señorita María. O algo así. No se. En todo caso, todo lo que caiga en el bote siempre se agradece. Acabo sobre las 21,30h con 24,05€ en el bote junto a la extraña flor. Mientras recojo pasa Edu que me saluda mientras prosigue con su camino. 


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!

domingo, 28 de junio de 2015

DÍA 114: 21/ 06/ 2015 Palamos

Junto a Mónica voy con Jenifer e Ivan a pasar el fin de semana fuera. Pasamos la tarde y la noche en su camping y por la mañana vamos a Palamos. Damos una vuelta, vamos a comer y un rato a la playa. Por la tarde, ya que he cogido la guitarra y algunos trastos, me pongo a tocar en el paseo marítimo. Al principio de la actuación me acompaña Ivan que mas tarde, cuando llegan Mónica y Jenifer, se irá con ellas a ver el faro y el mirador. Empiezo a tocar sobre las 18h pero aun no hay demasiada gente por la calle. Hacia el final de la actuación se animara algo mas. Llevo desde que salí de mi pueblo pendiente para comprar pilas para mi mini amplificador pero no he encontrado ningún sitio idóneo para ello. Enseguida la falta de pila pasa factura y el amplificador empieza a distorsionar. Estoy cerca de unos tenderetes con los típicos puestos de vendedores ambulantes que cogen un buen trozo de playa. Cerca también hay una feria y el sitio parecía un buen lugar pero prácticamente no recibo nada en el tiempo que estoy tocando y me siento bastante ignorado. Teniendo en cuenta que se me escucha poco y mal por culpa de la falta de pila y que no hay mucha gente no es demasiado raro. En la tercera canción toco La Tumba de mi Jardín y primero se acerca una pareja empujando el carrito de su bebe y me echan algo en el bote y luego otra familia les imita. Tras ello nada mas. Cambia la sombra de sitio y yo me cambio de lado pero tampoco obtengo resultado alguno. Aparecen Mónica, Jenifer y  Ivan y toco el último tema antes de irnos. El amplificador suena realmente mal y decido acabar desenchufado. Sueno algo mejor y retengo mas miradas pero no consigo que nadie se acerque al bote. Para rematar el día rompo una cuerda. Acabo a las 19,30h bastante frustrado con 4,60€ en mi bote.


¡Nos vemos en las esquinas!

sábado, 27 de junio de 2015

DÍA 113: 19/ 06/ 2015 Cerdanyola (San Ramón)

Viernes por la tarde y bajo, de nuevo, a la San Ramón y empiezo a tocar a eso de las 19,20h. Me coloco donde siempre pero hoy el muro que suelo tener a mis espaldas ha desaparecido y en su lugar hay un vallado que no evita que Boogie alcance las piedras sueltas de las obras y que en varias ocasiones tenga que parar para sacárselas de la boca. Nada mas empezar aparece Lasy, una perra que Boogie conoce del parque y con la que se lleva especialmente bien. Serían algo así como la pareja perfecta si los canes no fueran tan dados a la promiscuidad ya que sospechamos que tienen el mismo cruce pese a ser los dos mestizos con la diferencia que Boogie es negro y Lasy blanca. Tengo que parar de tocar ya que Boogie siempre se vuelve loco cuando la ve. Empiezo la actuación con mi nuevo y extraño tema Blues Flamenco y sigo con los también nuevos Extraños Peces Negros y La Tumba de mi Jardín. Una familia con varías niñas se sientan en el banco de delante y se están un buen rato escuchándome. Pasa Josep que me saluda con la mano mientras yo soplo la armónica. Pasa un chaval con una perra y tengo que volver a parar para que Boogie la salude. Tocando con los ojos cerrados escucho caer una moneda en el bote y cuando doy las gracias abriendo los ojos descubro que es Xavi quien la ha dejado caer camino al trabajo. Aparece también Víctor con quien cruzo algunas palabras antes de que prosiga su camino. La tarde pasa bastante tranquila y agradable y aunque me siento mas cómodo y bien recibido que ayer tampoco son muchos los que se acercan al bote. Aparece mi madre con Michel y hablamos un poco como no puede ser de otra manera. Al rato volverá a pasar mi madre pero apenas podré saludarla ya que estaré soplando la última canción. Se sientan en el banco de enfrente una pareja de ancianos para los que toco, prácticamente en exclusiva, Mi Verdad. Pasa la policía pero como suele ser habitual no me dicen nada. Durante toda la actuación mi voz está algo peor que de costumbre. Creo que tocar tanto en la calle y cantando con voz rota y sin micrófono me está pasando factura. Acabo pasadas las 21,30h solo con la armónica. Ahora en estas canciones que no toco la guitarra uso también los pies con el bombo y la pandereta y me pongo la guitarra sobre las rodillas con lo que puedo golpearla con los dedos y conseguir así hacer ritmos que solo con los pies son imposibles. Mientras recojo pasa el hombre con acento canario. Pasa también una chica que conozco de vista y que me dice que si le voy a hacer la competencia a no se quien. Como no la entiendo bien le pregunto con un ¿Que? pero ella sigue su camino y me quedo con la duda de saber a que se refería. Aparece también un chaval que me dice que me ha visto varias veces y que le gusta lo que hago. Me habla de que está empezando con la guitarra y que le gustaría tirar hacía el Folk americano. Me dice que me ha agregado a una famosa red social y que haber si podemos hablar por ahí cosa que me parece bien aunque yo poco puedo enseñarle a nadie ya que todo lo que se lo he aprendido solo y no se hacer mas que coger la guitarra y tocar, sin saber ni que estoy tocando, lo que provoca que la comunicación con otros músicos sea siempre bastante difícil. 

¡Nos vemos en las esquinas!

viernes, 26 de junio de 2015

DÍA 112: 18/ 06/ 2015 Cerdanyola del Vallès (San Ramón)

No suelo tocar entre semana pero hoy tengo ganas de variar y hacer algo nuevo. Bajo siendo jueves que ya es una novedad de por si y bajo solo con las armónicas y mi guitarra española. Sin amplificador, sin pandereta, sin bombo, a pelo. De camino a mi puesto me encuentro con Josep y su hijo Artur, a los que he de agradecer que siempre me presten atención. Me tiro muchísimo rato para afinar. Mi otra guitarra lleva afinador incorporado pero para esta he cogido mi afinador de siempre, con el que hace muchos años empece a afinar la guitarra, alguno después de haberla empezado a tocar. El afinador solo me da la opción de afinar normal y no cuenta con las notas que necesito para afinar en afinación abierta, así que hago lo que puedo entre el afinador y mi oído. Me tiro bastante rato peleándome con la afinación por lo que empiezo algo mas tarde de lo deseado, mas allá de las 19h. Mientras me coloco las cosas pasa una niña que al verme arranca en carcajadas y la madre le dice algo así como "¿Que? ¿Ya sabes quien es?". Hay poca gente por la calle y empiezo improvisando sobre  una idea que llego a mi de casualidad. La guitarra española le da un aire mas flamenco a todo y aunque no tengo ni idea de tocar flamenco saco un tema que suena bastante a ello y al que le doy la estructura de un blues. Me dejo llevar por la originalidad y lo bautizo como Blues Flamenco hasta que le ponga letra y lo rebautice, si es que lo hago alguna vez. Parte también de la novedad de hoy es mi estética. Bajo bastante menos arreglado de lo que suelo hacerlo, con mis pantalones cortos y un aspecto algo raro. Al no llevar la silla ni llevar nada me siento en un banco y ato a Boogie a mi pierna, lo que provoca que me estrangule el tobillo cada vez que pasa alguien conocido y se lance a intentar saludarlo. Pasa Rebeca con Arya y tengo que dejar de tocar para que los perros se saluden y jueguen un poco mientras sus dueños también se saludan. Mas tarde volverán a pasar hacia abajo acompañados por Ricard. Pasa Xavi camino al trabajo. Una niña se acerca a saludar a Boogie y la madre la aparta y le dice algunas cosas sobre los perros grandes que hacen que me tenga que morder la lengua. No soy nadie para entrometerme en las lecciones que una madre le de a su hija por equivocadas que estas sean pero me quedo con las ganas de hacerle ver que esas actitudes provocan muchos mas problemas de los que resuelven. Si le enseñas a tu hijo a tener miedo de los perros lo mas fácil que pase es que le muerda alguno. Si le enseñas a relacionarse con ellos no tendrá jamas ningún problema se encuentre con el perro que se encuentre. Pasa también la policía un par de veces pero no me dicen nada, como suele ser habitual. Acabo sobre las 21,15h con 10.22€ en el bote. Parece que tantas novedades no han sido muy rentables. Mientras recojo pasa la mujer argentina y saluda a Boogie. Hace la broma de llevárselo y Boogie no parece demasiado descontento. Con tal de moverse creo que se iría con cualquiera, aunque también he de decir que no creo que llegara a la esquina sin tratar de venir a buscarme. 


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!

jueves, 25 de junio de 2015

DÍA 111: 14/ 06/ 2015 Ripollet // Cerdanyola del Vallès

Domingo por la mañana y me dirijo hacia Ripollet arrastrando el carro y a Boogie. Me coloco en la Rambla San Jordi y empiezo a montar. Un tornillo del pedal de bombo se ha soltado por el camino y pierdo la tuerca. Pese a ser bastante dado a solucionar estos percances con cualquier chapuza no lo consigo y finalmente decido tocar sin bombo. Como el último domingo que vine a Ripollet la calle está bastante vacía. Los domingos cortan las Ramblas y normalmente se llenaba de gente pero estas dos últimas veces no ha sido así. Imagino que con el sol y los calores la gente prefiere quedarse en casa y omitir el paseo. Antes de empezar a tocar pasa un asiduo de los locales de ensayo de Ripollet al que conozco de verlo por ahí pero del que nunca recuerdo el nombre debido a mi mala memoria. Hablamos un rato y se despide. Mas tarde volverá a pasar. Empiezo a las 12,30h, demasiado tarde pero entre que los domingos cuesta madrugar y mi pelea con el pedal ha sido imposible empezar antes. Comienzo con las últimas canciones nuevas La Tumba de mi Jardín y Extraños Peces Negros. Cuando llevo dos o tres canciones el sol se mueve (o mejor dicho se mueve el planeta) y lo que antes era sombra se convierte en una insoportable insolación, sobretodo para Boogie que no lleva demasiado bien el calor. Cambio a la acera de enfrente y prosigo con mi actuación. Hoy me noto la voz algo débil y desafino mas que de costumbre. Me vuelvo a atrever con mi libre adaptación del Quiero ser Libre de Los Chichos. Acabo mi actuación sobre las 14,30h con solo 13,81€. La última moneda cae de la mano de una chica cuando ya estoy recogiendo, momento en el que pasa también la policía y aunque me miran bastante no me dicen nada. 

Vuelvo a Cerdanyola y me como un mítico bocadillo Cambaliu en un, también mítico, conocido bar del pueblo. Tras la comida voy a un parque cercano del que desconozco el nombre oficial pero que siempre he conocido como "el parque de los tubos" para que Boogie estire un poco las piernas y yo coja algo de inspiración. De camino me encuentro con Pedro, conocido del pueblo, que me invita a una lata de cerveza,  se disculpa porque nunca lleva nada cuando me ve tocando y me dice que le encanta lo que hago y que tenga las narices de hacerlo en la calle. En el parque de los Tubos me encuentro con Carlos y hablamos un buen rato cosa que siempre es agradable por un lado y que me va perfecto para hacer tiempo para la actuación de la tarde por el otro. Tras el rato de descanso me dirijo a mi habitual calle San Ramón para iniciar el segundo pase del día. 

La calle está bastante vacía y monto con calma, dándoles tiempo a llegar. Mientras monto aparece Denis y hablamos un rato. Empiezo a tocar pasadas las 18h y empiezo, de nuevo, con las canciones nuevas. A mitad de actuación y al final volveré a repetirlas. Pasan algunos conocidos como Xavi, Lola, Sergio, la mujer argentina, el hombre canario, el niño que me imita con su armónica y pandereta en casa acompañado por su familia, Josep... La mujer argentina me informa que mas abajo hay una chica cantando y tocando la guitarra lo que puede explicar, en parte, que hoy menos gente se fije en mi. Con Josep hablo un rato e incluso me propone hacer un dúo algún día. No se como encajaría su melódica arpa con mi blues sucio, caótico y destartalado pero me gusta la idea y todo lo que sea darle una vuelta mas de tuerca a todo me emociona. Pasa también una niña que se queda mirándome fijamente con unos enormes ojos azules. Pasa por delante un enorme y precioso dogo argentino que nos deja mudos a Boogie y a mi, aunque por su parte Boogie se tira prácticamente toda la tarde durmiendo. He de reconocer que ha ratos, cuando lo veo espatarrado en el suelo con la barriga al aire, me da cierta envidia y me entran ganas de imitarlo. Pasa un hombre negro que toca el saxo en Cerdanyola, del que lamento no conocer el nombre, pero del que se que tiene buen gusto musical y del que es un honor recibir su reconocimiento en forma de moneda. Cuando estoy tocando mi última canción la chica que tocaba al final de la calle pasa por delante mio y Boogie, no se porque, le empieza a gruñir y a ladrar. Es algo que me extraña ya que no suele hacer esas cosas al no ser que tenga motivo o que vea a otro macho grande y dominante. Río al escuchar a una mujer diciendo "claro, es la competencia, él defiende lo suyo". El comentario me hace mucha gracia pese a no considerar a ningún músico mi competencia. Mi única competencia, con la que compito cada día, es contra mi mismo. Todo lo demás solo son insignificantes tonterías. Acabo a las 21,15h con 20,19€ mas en el bolsillo. 


¡¡Nos vemos en las esquinas!!

miércoles, 17 de junio de 2015

DÍA 110: 12/ 06/ 2015 Cerdanyola del Vallès (San Ramón)

Viernes por la tarde y bajo, de nuevo, a la calle San Ramón. Empiezo pasadas las 19h con una calle inusualmente vacía. Una chica que me suena del pueblo y que creo que se llama Cristina se sienta en el banco y me escucha durante un rato hasta que vienen unos amigos suyos y se van. Se acercan dos chicas y me dan una lata de comida para perro y unas chucherías caninas para Boogie. Les doy las gracias y hablamos un rato. Resulta que una de ellas es hija del vendedor de cupones que hay unos metros mas abajo. Me dejo el agua en casa así que no puedo hacer otra cosa que tocar con la boca seca, algo no muy recomendable para la armónica y para cantar, o lo que sea que yo hago. La tarde pasa demasiado tranquila pero en un par de ocasiones se forma un pequeño corro de oyentes que al acabar la canción dejan alguna moneda y se van. Toco los dos últimos temas nuevos y me vuelvo a atrever con "Quiero ser Libre" de los Chichos. Pasa Mónica con su hija. Aparece Diviu con su chica y segundos después aparece Alvaro. Hablamos un poco y se despiden cada en su dirección. Pasa un chaval al que conozco de vista pero del que desconozco el nombre y me deja dos cigarros en el bote. Veo pasar también a Javier y a Sergio. Xavi también pasa y me deja una moneda camino al trabajo. Pasa también, varias veces, la policía. Al final de la actuación con la calle vacía mi intención es repetir las dos canciones pero vuelvo a ver a la policía a lo lejos y como ya es tarde solo toco una. Hoy es la cena sorpresa por el cumpleaños de Alba y no quiero llegar tarde así que acabo a las 21,20h y mientras recojo aparece Jordi y hablamos un poco. Vuelvo a casa a dejar los tratos con 24,76€ y los dos citados cigarros. 


¡Nos vemos en las esquinas!

lunes, 15 de junio de 2015

DÍA 109: 07/ 06/ 2015 Cerdanyola del Vallès (San Ramón)

Domingo por la mañana y pienso ir a Ripollet pero cuando voy de camino me da pereza y finalmente me quedo en mi habitual calle San Ramón de Sardañola vencido por un cruel sol que luce incompasivo. Empiezo a tocar sobre las 11,30h con la calle prácticamente vacía. Me pongo en una sombra que va desapareciendo y me muevo un par de veces huyendo del sol. Entre el repertorio de hoy están mis dos últimas canciones nuevas: La tumba de mi jardín y Extraños peces negros, esta última que trata sobre el drama que se vive día a día en el Mediterráneo. Una señora se para un rato a escucharme y tras dejar alguna moneda y acariciar a Boogie se despide simpáticamente.  Un padre con su bebe también se para un rato a escucharme y me dice que se agradece poder escuchar algo de blues ya que la Tía Felipa, bar y templo local de la materia, ha cerrado. Pasa la policía en coche un par de veces y aunque me miran bastante no me dicen nada. Pasan algunos habituales como el hombre de acento canario, Xavi o Josep y su familía. Aparece Arya corriendo y alborotándolo todo. Boogie, como es normal, se vuelve loco al verla arrastrándome con la silla. Al poco aparece Ricard y nos saludamos mientras los dos perros se saludan excitados y me tiran el bote expandiendo las monedas sobre la acera. Ricard y Arya continúan su camino y yo sigo con mi actuación tras recoger el bote. Cae agua de regar las plantas sospechosamente cerca de mi. No debe saber mucho de jardinería quien las riega al medio día. Yo ya estoy acabando la actuación y no me preocupa mientras no me rieguen a mi. Durante la última canción se acerca un hombre que me explica que su hija está con los exámenes finales y que si me puedo ir un poco mas arriba a lo que respondo que no se preocupe y que me iré en cuanto acabe la canción. Durante la actuación un par de hombres han estado un buen rato parados escuchándome y vuelven a aparecer mientras recojo para preguntarme donde pueden adquirir cierto estupefaciente. Aunque pueda parecer sorprendente y pese a ser músico...desconozco totalmente dicha información así que no puedo ayudarles. Vuelvo a casa con Boogie con 29,12€ y dos estrañas monedas que según lo que entiendo por su inscripción son de 1 dinar de la República Checa.  


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!

miércoles, 10 de junio de 2015

DÍA 108: 06/ 06/ 2015 Cerdanyola del Vallès (av. Catalunya)


Sábado por la mañana y bajo a la avenida Cataluña a sabiendas que en su final (o su inicio, frente a la plaza de la antigua biblioteca) me encontraré el mercadillo donde ya he tocado otras veces. Me siento en un banco junto a la parada de un chico que vende pulseras indígenas que me reconoce de las otras veces y nos saluda a Boogie y a mi. Durante la actuación se acercara varias veces a acariciar a Boogie. Empiezo a tocar a las 11.45h. Va pasando bastante gente pero apenas nadie se para. Es habitual que en el mercadillo no saque gran cosa pero es agradable tocar con ese ambiente que le dan los tenderos a la calle y me gusta hacerlo de vez en cuando. Pasa una señora y le da pan al Boogie, él siempre acaba sacando algo. Toco dos temas nuevos La Tumba de mi Jardín y Extraños Peces Negros e incluso me atrevo a adaptar Quiero ser Libre de los Chichos usando el slide y sale algo que no me atrevería a describir. Hace calor y entre canción y canción le voy dando agua a Boogie. No llevo ningún cacharro para él pero por suerte no tiene problema con beber del chorro de la botella con bastante acierto para asombro de, sobretodo, los mas pequeños. Pasa María Belén quien tras presentarse me hace unas fotos y me dice que me promocionara e intentara ayudarme, cosa que siempre es de agradecer. Pasa una mujer de avanzada edad y al echarme la moneda cae  fuera del bote, le repito varias veces que no se preocupe y que la deje ahí que ahora la cojo pero ella no se fía de que me la quiten. El chico de la parada de al lado se acerca y me recoge la moneda mientras le doy las gracias a los dos y le sigo diciendo a la mujer que no se preocupe. Hacia el final de la actuación un hombre caribeño se pone a canturrear de fondo encima de lo que toco. Pasado un rato se acerca a escucharme y se pone prácticamente pegado a mi. No tengo claro si quiere vacilarme o cual es su intención pero la verdad es que me da bastante igual y sigo tocando a mi rollo. Acabo de tocar sobre las 14,30h tras una agradable mañana tocando en el mercado por 9,50€. Es poco pero es mas de lo que pensaba que iba a haber ya que prácticamente nadie se acerco al bote pero los que lo hicieron dejaron monedas grandes. Si solo fuera por el dinero nadie en su sano juicio sería músico. Hablamos un rato y me despido del chico de la parada de las pulseras. 




¡Nos vemos en las esquinas!







Fotos por María Belén Bermejo.

lunes, 8 de junio de 2015

DÍA 107: 30/ 05/ 2015 Cerdanyola del Valles (San Ramón)


Hoy no entraba entre mis planes bajar a tocar por la mañana pero salgo con la bici a dar una vuelta con Boogie y me encuentro con una calle San Ramón repleta de hinchas del Athletic de Bilbao que me hacen replantear la jornada. Vuelvo a toda prisa a casa, me quito la ropa deportiva y me pongo algo decente con lo que tocar (siempre bajo mi mal criterio estilístico), cojo los cacharros y vuelvo a la San Ramón. Monto y cuando empiezo a tocar me doy cuenta de que ya es tarde ya que no queda un solo vasco por la calle pese a ser las 12,15h. Las primeras monedas caen de mano de mi tía Rosi con la que bromeo sobre como han huido de mi los hinchas del norte. Me tiro un rato improvisando y me invento sobre la marcha una canción que habla de la delicada situación que vivimos músicos y bares especialmente en el pueblo. Si nos cierran los bares, ¿los músicos de que vamos a comer? Veo pasar algunos rockers y como es habitual todos hacen como si no me vieran. Hoy estoy algo mas abajo de mi sitio habitual, frente al museo del pueblo, donde han colocado unas carpas fuera y exponen algunos cuadros. Por lo que parece en la plaza de la iglesia, que esta a dos minutos de donde me hallo, alguna pareja de inconscientes están condenando su vida al matrimonio ya que desfilan ante mi un buen numero de gentes vestidas de etiqueta. Al rato de estar tocando me doy cuenta de que me he dejado dos cosas vitales. Me entra sed pero no llevo agua y, lo que aun es peor, empieza a fallar el amplificador y no llevo pilas de repuesto. Pasan algunos conocidos como Lola, Marc, Josep o Mónica, la madre de la amiga de mi hermano que al acercarse hace que Boogie se vuelva loco. Siempre saluda efusivamente a quien conoce pero hoy ademas huele la comida y el pienso que lleva Mónica en sus bolsas y eso lo acaba de excitar y me arrastra con la silla. Pasa también un chico con el que una vez cruce algunas palabras. Es un guitarrista flamenco y hablamos sobre la afinación abierta que uso. Intenta tocarse algo con mi guitarra pero le es imposible debido a dicha afinación. Acabo a las 14.15h dispuesto a gastarme parte de los 22,90€ que hay en el bote en ir a comer. 

Doy una vuelta pensando donde comer y así de paso hago algo mas de tiempo hasta la actuación de la tarde. Al pasar por delante de un conocido Frankfurt de la ciudad uno de sus camareros saluda a Boogie y me dice que me espere un momento. Regresa con las manos llenas de chucherías para perros, me da unas cuantas a mi para que se las gestione a Boogie y le da otras tantas directamente a él. Tras ello me vuelve a decir que me espere y sale con un frankfurt de esos enormes con el que se acaba de ganar la amistad de Boogie para siempre. Tras darle las gracias sigo mi camino y finalmente me paro a comer en un restaurante con unos grandes barriles a modo de mesa. Conozco a los camareros de otras veces en las que he ido a comer y vienen a saludar a Boogie. Se convierte en la estrella de la terraza y varias personas me preguntan cosas sobre él. Una pareja que está en la mesa de al lado al irse se despiden. El hombre me desea buen provecho y la mujer vuelve unos instantes después de haberse ido y me dice que no me preocupe, que mi comida ya esta pagada. Me quedo a cuadros y antes que el gracias (que también se lo digo como no podría ser de otra forma) le pregunto porque, a lo que responde "cosas de mi esposo". Imagino que me han visto tocar por la mañana aunque no lo se, quizás solo sea por lo simpático que es Boogie, pero me dejan sin palabras. Soy de esos hombres orgullosos a los que le gusta pagar lo que le corresponda y no llevo muy bien los regalos, me gusta recibir solo lo que merezco y que me traten tan bien me hace sentir incomodo. Boogie también disfruta de esta buena racha. Primero el camarero le saca una ración de patatas fritas y luego el cocinero le tira unos tacos de jamón serrano que me hacen salivar hasta a mi. Tras la comida y los agradecimientos me voy con Boogie a soltarlo en un parque para que pueda descansar un rato de la correa. De repente una nube negra de humo aparece hacia el sur del pueblo, tantas cosas buenas siempre traen algo malo. Mas tarde descubriré que no era Cerdanyola sino Ripollet el origen del incendio y que provenía de una fabrica en la que no hubo que lamentar desgracias personales por suerte. 

Comienzo la actuación de la tarde cuando dan las 18h algo mas arriba de donde he estado por la mañana, en mi sitio habitual en la San Ramón. Durante la tarde, como suele ser habitual, los niños son los grandes protagonistas. Una niña que apenas a empezado a andar se me queda mirando fijamente con unos enormes ojos azules que, aunque suene tópico, harán estragos dentro de unos cuantos años. De la mano de otro niño llega un regalo para mi ego y mi realización personal difícilmente igualable. El niño aparece justo cuando estoy limpiando un poco la armónica y le pregunta a su madre que que estoy haciendo. La madre (un ole por ella) le dice que me lo pregunte a mi. El niño se queda algo extrañado por mi explicación y la madre le dice "es que como la tuya es de plástico no se atasca" cosa que no es verdad pero que para el caso es totalmente irrelevante. Bromeo con el niño sobre que su armónica es mejor que la mía. El chaval se fija mucho en el bombo y no deja de hacerle preguntas a sus padres. No se que edad tiene pero aun no domina del todo el lenguaje así que es bastante pequeño. Hay un lenguaje que por lo que me dicen sus padres si que domina bien. Me dicen que en casa se pone a soplar la armónica y a darle con el pie a una pandereta tratando de imitarme. Creo que lo que me hizo sentir ese chaval no lo conseguiría una sala llena de adultos. No sabría ni como expresarlo. Ojala siga viva en él esa afición por mucho tiempo, seguro que me superaría enseguida y sería todo un honor haber inspirado al futuro hombre orquesta de Cerdanyola. Quien sabe que pasara, la vida da muchas vueltas pero yo ya sonrío solo con imaginarlo. Me tomo la actuación con mucha calma e incluso hago un par de descansos. Pasa la mujer argentina y como siempre saluda a Boogie e intercambiamos algunas palabras. Pasa Josep y hacia el final vuelve a pasar y se para un rato a hablar. Acabo a las 21.15h cansado pero feliz por los acontecimientos. Mientras recojo aparece mi santa madre  y Michel y hago parte del camino de vuelta con ellos y con los 24,76€ que he recogido del bote.


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!! 






Fotos del BLUES SUCIO CONTRA EL HAMBRE 4 cortesía de la revista musical EL HUEVO GORDO.

jueves, 4 de junio de 2015

DÍA 106: 29/ 05/ 2015 av. Catalunya (Cerdanyola del Vallès)

Viernes por la tarde y empiezo a tocar a las 19.45h en la av. Cataluña. Aparece Ferran y me escucha durante las dos primeras canciones, me echa en el bote y nos despedimos. Un hombre bromea y me pregunta que que haría su tuviera mas brazos a lo que respondo "tocar mas cosas" y se echa a reír. Hoy estoy a media calle, mas arriba de donde me suelo poner. Pasa bastante gente pero pocos se paran. Al principio empiezo bastante flojo pero acabo poniéndome las pilas y tocando mas decentemente. El amplificador distorsiona y por desgracia no tengo pilas de recambio para él. Pasa Yeri y se para a habar y yo paro de tocar. Se despide dirección a ensayar con una de sus bandas y yo sigo con mi actuación. Veo pasar a la madre de Pablo que me saluda mientras deja caer alguna moneda en el bote. Aparece mi tía Rufi con mi prima Sandra, contribuye con un billete de 10€ que deja en el bote y se despiden comprometiéndonos a quedar para echar una cerveza. Un coche de policía aparca cerca de donde estoy y la pareja que lo habita rondan un rato por la zona pero no me dicen nada, ni si quiera pasan frente a mi. Varios niños, como es habitual, se paran a saludar a Boogie y otros tantos me miran, incuso me señalan, tratando que sus padres se paren y les dejen averiguar que diablos esta pasando y porque hay música en la calle. Una señora tras echarme unas monedas me pregunta que de donde soy y queda sorprendida al decirle que soy de Cerdanyola, seguramente porque me creía de un país lejano, apostaría que del otro lado del charco. Me ha pasado bastantes veces a lo largo de mi vida que me tomen por sudamericano. Aparece Mónica cuando estoy acabando y me espera tras liberar a Boogie de mi silla. Aparece Lola mientras acabo a solas con la armónica e improvisando una letra personalizada para Monica y Boogie cuando son las 21,20h. Recojo y vuelvo a casa con 16,93€ mas el billete de 10 de mi tía. 


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!

lunes, 1 de junio de 2015

DÍA 105: 24/ 05/ 2015 Cerdanyola del Vallès (San Ramón)

Domingo por la tarde. Tras el BLUES SUCIO CONTRA EL HAMBRE 4 del viernes bajo a la calle. Al mes le falta una semana, esa última semana del mes que siempre es complicada, así que bajo a intentar meter algo en la nevera. Empiezo a tocar a las 18,30h. Pasa Dennis cuando acabo de empezar y hablamos un rato. Veo pasar a uno de los asistentes al concierto del domingo que me hace un gesto con la cabeza para saludarme y que yo le devuelvo encantado. Pasan algunos conocidos como Mónica, la madre de la amiga de mi hermano, Francisco, el hombre de acento canario o Lola al final. También pasa la mujer argentina que se para a saludar a Boogie y este le intenta coger la alianza de oro que lleva en la mano cosa que nos hace bastante gracia. Aparece un perro pequeño que se acerca a Boogie y que resulta ser de Silvia que lo llama y me saluda al pasar. Se acerca una niña muy pequeña, casi un bebe, que trata de quitarme la mano de juguete que siempre apoyo en el bote como decoración. No se que tiene esa mano de esqueleto pero ya son varios niños los que me la han intentado robar haciendo que vengan sus padres a devolvérmela y muchos otros, casi todos los que pasan, se fijan en ella. La tarde pasa tranquila con dos o tres momentos en que se producen cascadas de monedas, como si todos se pusieran de acuerdo, para volver a la tranquilidad y a que pocos se acerquen al bote. Hoy son las elecciones municipales así que aprovecho para hacer mi propia campaña electoral (si, en jornada de reflexión..., pero la mia es una campaña a la contra y no a favor de nadie) improvisando El Blues de las Elecciones y recordandole a la gente algunas de las consecuencias (sobretodo sobre la cultura) que han tenido los últimos gobiernos. Acabo tocando Predicando en las Calles en una adaptación bastante libre solo con la armónica cuando dan las 21,30h en el reloj. Recojo y vuelvo a casa con 28,53€ y una moneda de 100 pesos colombianos. 



¡Nos vemos en las esquinas!

miércoles, 27 de mayo de 2015

22/ 05/ 2015 BLUES SUCIO CONTRA EL HAMBRE 4

Nueva edición de este ciclo solidario en el que organizo conciertos para recaudar comida para el comedor social Amics de Mossen Rosell. Esta vez los invitados de lujo son TRÍO DE CUATREROS. Llego a las 19h para probar y el técnico llega casi una hora tarde. Tras una agobiante prueba de sonido nos cenamos un bocadillo de embutido. Eso y tres cervezas por cabeza será todo lo que recibamos. Tenían que pagarle la gasolina al grupo pero tras los conciertos el dueño del bar desaparece y se tienen que ir sin cobrar cosa que me cabrea bastante. Lo único que he de agradecer al bar es que donaron comida por su cuenta sumándola a la de los asistentes que no fueron muchos, en parte debido a la falta de promoción del bar. Teníamos que empezar a las 22,30h y acabar a la 1h de la madrugada. Por instancia del dueño de la sala empezamos bastante pasadas las 23h. A Trío de Cuatreros le cortan antes de que acaben cosa que me molesta y a mi me dicen que acabe cuando aun son las 12,30h haciendo que me deje en el tintero mas de la mitad de canciones. Mientras recojo el dj impaciente por ocupar mi sitio me estresa un poco y ni si quiera puedo recoger tranquilo. Para colmo una de las camareras me dice que tengo que llevarme la comida el mismo día cuando yo había quedado con su jefe en algo distinto. No entiendo como puede llevarse un local musical sin un mínimo de respeto hacía los músicos pero por desgracia es algo bastante habitual. Agradecer a la gente que vino e invitarles al próximo si es que se quedaron con ganas. Agradecer a Trío de Cuatreros que lo dieran todo a cambio de nada y que se marcarán un conciertazo  pese a la brevedad impuesta. Espero coincidir muchas mas veces con ellos aunque seguro que no repito bar. 



¡Nos vemos en las esquinas!

jueves, 21 de mayo de 2015

16/ 05/ 2015 KANYAPOLLET (Ripollet)

Llega el primer Kanyapollet de 2015 y tengo el honor de ser quien abra la temporada. Comparto cartel con Humanoides y Los Ramones de Ripollet. Kanyapollet es una asociación musical formada por jóvenes que frecuentan los locales de ensayo de Ripollet y que ya han convertido en tradición esta serie de conciertos. En el primero de este año viene un poco menos de gente pero la asistencia no está nada mal, llena de caras conocidas. Sonorizarme al aire libre siempre es complicado pero creo que acabamos consiguiendo un buen sonido. En momentos mi silla se me hace incomoda y se me agarrotan un poco las piernas pero por lo demás toco bastante agusto. Hace algo mas de un año que Luis Luque nos dejo y desde entonces he estado tocando un pupurrí de canciones de Mississippi Alligators en su honor. No descarto volver a tocarlo pero creo que ha llegado el momento de sacarlo de la lista de canciones que se tocan si o si. No veo mejor momento para tocarlo por última vez durante un tiempo que en Kanyapollet. Toco por primera vez en directo MI VERDAD y acabo el concierto distorsionando mi sonido y haciendo gala de mi etiqueta de Blues Sucio. Tras mi concierto Humanoides y Los Ramones de Ripollet, mucho mejor que los de New York, hicieron brincar al personal y la fiesta como es habitual se alargo hasta ver salir el sol. Este fin de semana me doy por satisfecho y no bajo a tocar a la calle. La próxima vez tampoco será en la calle sino en el cuarto BLUES SUCIO CONTRA EL HAMBRE, el viernes 22 a las 21,30h, donde tendré el honor de compartir cartel con TRÍO DE CUATREROS. Allí nos vemos y si no...

¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!


lunes, 18 de mayo de 2015

DÍA 104: 10/ 05/ 2015 Ripollet (Rambla San Jordi)

Salgo demasiado tarde de casa. De camino a Ripollet me encuentro primero con mi santa madre y después con Zahara, lo que me retrasa aun un poco mas. Llego a la rambla, monto y empiezo cuando son ya las 12,50h. Un hombre que ha estado atento mientras montaba me escucha la primera canción y cuando acabo hablamos un rato. Me pregunta varias cosas, sobretodo se interesa por mi forma de llevar la percusión con los pies por un lado y por el slide con el que toco la guitarra por otro y finalmente me confiesa que el toca la bandurria. Me dice también que no sabe nada de notas y que todo lo que sabe hacer lo a aprendido solo y a su manera con lo que me siento 100% identificado. La primera moneda cae de mano de mi madre que aparece por Ripollet con Michel. Me dejan tocando y hablando con el hombre mientras ellos van a tomar algo. Hay un breve rato en que consigo aglutinar a 3 parejas con sus respectivos hijos delante mio. Me escuchan un rato y después los niños van pasando uno a uno a dejar mis honorarios con una sonrisa en la boca. Esa sonrisa que da sentido a hacer lo que hago. Tras muchos años tocando en distintos grupos y en sitios de lo mas variopinto esa sensación jamás he podido sentirla sobre un escenario. Aparecen varias veces la gente del grupo de batukada de Ripollet Rithm&Moyo y dan varios viajes hacia dentro del centro cultural. Pasa Narcis y me echa una moneda de 10 céntimos, que es lo que lleva encima. Al cabo de un rato vuelve a pasar y me echa mas argumentando que le sabía mal echarme tan poco aunque la realidad es que no me ofende para nada la cantidad que se me eche ya que no hay obligación alguna de hacerlo. Toco la última solo con la armónica con Michel al lado que ha venido a avisarme de que vuelven para Cerdanyola y ofrecerme volver con ellos en coche, cosa que acepto encantado. Suena mi última nota, sea cual fuere, cuando son las 14,15h con 13,83€. Es algo escaso pero he estado algo menos del tiempo que suelo estar y extrañamente hoy la rambla estaba vacía, quizás por el sol que luce y las prontas ansias de playa de la población. 



¡¡Nos vemos en las esquinas!!

martes, 12 de mayo de 2015

DÍA 103: 08/ 05/ 2015 Cerdanyola del Valles (San Ramón)

Llego a la calle y me pongo a montar. Con el bombo y la tabla en el suelo, la pandereta atada al pie y el amplificador, cartel y bote en su sitio me giro a coger la guitarra. Lo que pasa a continuación sigo sin explicármelo. No hay guitarra. He superado mi nivel de despiste en mucho con esto. A nadie se le ocurre ir a trabajar sin su herramienta. Lo peor de todo es que no me doy cuenta hasta que lo tengo todo montado y no entiendo como pudo ocurrir. Demasiadas cosas en la cabeza. A menudo me pierdo en el laberinto de mis pensamientos y no soy consciente de lo que hago, sobretodo cuando lo que hago forma parte de una rutina. Quizás el error sea que tocar en la calle está convirtiéndose en rutina.  Entre que guardo los trastos, voy a casa a por la guitarra, vuelvo y monto acabo empezando a las 19.50h. Tras los despistes encima hay poca gente por la calle y me desanimo bastante.Pasan habituales de la calle como Xavi, la familia que siempre saluda a  Boogie, el hombre de acento canario que aun no se como se llama,  Francisco, la amiga de mi hermano y su madre o la policía. Estos últimos, afortunadamente, son los únicos que no me dicen nada. Pasan también dos bicis, con remolque y maniquí incluidos, que dan vueltas por el pueblo luciendo publicidad y me saludan sus pilotos ya que los conozco de vista. También pasa y se sorprende de verme tocando en la calle el jardinero de las inmediaciones de mi insulso trabajo de lunes a viernes. Al final de la actuación aparece el hijo de Josep-María que me echa unas monedas y saluda a Boogie. Debido al poco rato del que dispongo la actuación debe ser corta así que me limito a tocar la lista de canciones que tocare en el primer Kanyapollet de 2015, donde siempre es un honor que te inviten. Estiro los temas y repito Mi Verdad al final.   Este concierto tendrá lugar el sábado 16 se mayo en Ripollet. Acabo a las 21.30h. y las últimas monedas caen en el bote mientras estoy contando de la mano de tres chicas jóvenes. En el bote 19,12 y una conocida chocolatina que me invita a tomarme un respiro.

¡Nos vemos en las esquinas!

jueves, 7 de mayo de 2015

DÍA 102: 02/ 05/ 2015 Cerdanyola del Vallés (San Ramón)


Son las fiestas del pueblo y salgo a contagiarme del ambiente. De camino por la San Ramón me encuentro a tres músicos, dos vientos y una tabla de lavar, evocando a New Orleans. Me fijo por si llevan algo para echarles lo poco que llevo pero tocan sin animo de lucro.  Empiezo a las 12.15h de la mañana junto a un cajero rojo. Mas abajo hay puestos de artesanía. Me extraña que no este la calle San Ramón llena de estos tenderetes como es habitual  y demasiado tarde descubriré que la gran mayoría estaban en la calle de abajo. El bajar tarde me hace no poder dar la vuelta de reconocimiento que debería haber dado. En una situación parecida a San Jordi la gente hoy está por otras cosas. Sardañola también a sucumbido a una de esas fiestas que no entiendo muy bien y me paso la mañana viendo pasar gente pintada de colorines. Pasa la prima de mi novia que dice "por fin te escucho" ya que es la primera vez que tiene ese dudoso honor. Veo a  habituales de la calle como Josep, Alexis o Francisco. Este último descubriré mas tarde que me echa una foto de esas que echa Francisco, captando sigilosamente el momento. Para mi esa es la mejor fotografía, la que caza el momento cuando no lo esperas. Al acabar la actuación vuelve a pasar y hablamos de esto. Pasa Fran a quien hacía mucho tiempo que no veía. Pasa el dueño de Lola, una perrita muy pequeña pero con mucho carácter, amiga de Boogie. Pasa la policía andando un par de veces pero no me dicen nada. Acabo a solas con la armónica a las 14.40h tras casi dos horas y media con 26.79 en el bote.


Quedo con Mónica y nos comemos una parrillada en uno de los puestos. Nada que ver con otros puestos en los que he comido otras veces. El pan era chicle. La carne estaba bien aunque prácticamente todo era costilla de cerdo y se echaba en falta algún criollo mas. 20€ por la parrillada y otros 5€ por un tercio de cerveza y un vaso minúsculo de vino tinto que me hicieron sentir un poco idiota. La compañía era grata así que aprovechamos para dar una vuelta por la calle y comernos un gigantesco yogur helado. Veo a un guitarrista que se sienta frente a donde me propongo ponerme a tocar y me parece verlo sacar la guitarra pero finalmente se marchará dejándome intrigado pero con el sitio libre. Nika y Boogie se marchan dejándome solo ante la tarde.

Empiezo a tocar a las 18h algo mas arriba que antes, en mi lugar habitual. Estoy tonteando con la guitarra para calentar y pasa un conocido con otro chico creo que cubano, caribeño seguro,  que me suena de verlo del pueblo que me dice que para que me echen mas que toque bachata y no "esa música del oeste". Pasa un chico con pinta de ser aficionado a las discotecas que me echa una moneda y me grita que le de caña. Yo sigo tocando Mi Religión, la cual es bastante tranquila, y vuelve y me dice que le de caña o me coge la moneda. No lo dice en serio y tampoco me importa yo solo sigo tocando y sonriendo por la situación.  Saco otro párrafo para Mi Religión, ya van dos. La calle me irá trayendo lo que me falta a base de tocarla. No compongo de ninguna forma concreta pero normalmente me limito a ir tirando del hilo de mis propios pensamientos. Pasan varios rockers pero ninguno me hace el menor caso, ni si quiera me miran y me da la sensación como si fingieran no verme. No se a que se deberá ese extraño comportamiento. Quizás no les guste nada mi música o quizás, como llevo tupé, no quieren establecer contacto visual no sea que nuestros peinados impliquen una complicidad que no sienten y se sientan perdidos o se vean obligados a acercarse al bote, cuando no es así. O no se, ahora mismo solo divago. Tampoco se si toca alguien interesante en el pueblo para ver tanto tupé, yo no he visto nada en la programación de las fiestas que lo indique pero tampoco me lo he mirado exhaustivamente. Pasa Mery. Paro a descansar y gracias a Kike puedo encenderme los malos humos y ademas me regala el mechero. Casi todos los que me echan son niños. Una niña al pasar por delante me mira extrañada y me dice "¿por que tocas? ¿eres pobre?" y la madre se la lleva de un tirón diciéndole que se calle. Pasa una familia y deciden pararse un buen rato a escucharme. También pasa Xavi, como es habitual. Viendo que pocos se acercan a mi bote y después de lo gastado en la comida estiro la actuación un rato mas. Acabo a las 21,15h. con 22,63 por mas de tres horas de actuación. Hoy no he hecho demasiado a comparación con el rato que he estado pero tenía que tocar en las fiestas de Cerdanyola y ya lo he hecho. Vuelvo a casa con mas de 5h cargadas en la espalda. Supongo que para las muñecas tampoco será demasiado bueno...pero así es la música.


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!









Foto 1: "Blues a través de un galgo" por Francisco Frankief  Figueras.
Foto 2: Boogie mirando la parrillada por Mónica.

lunes, 4 de mayo de 2015

DÍA 101: 24/ 04/ 2015 Cerdanyola dell Valles (San Ramón)

Vuelvo a bajar a la San Ramón al día siguiente de San Jordi. No bajaré ni el sábado ni el domingo así que hoy será el último día que toque esta semana. Empiezo a tocar sobre las 18h con la calle poco transitada. Al principio de la actuación unos niños juegan a mi alrededor. Me divierte verlos dar vueltas y me gusta que se fijen en mi pero acaban haciendo tanto jaleo que ni yo me escucho a mi mismo. Pasado un rato me dejan con mi tranquilidad. Pasan habituales como Josep o Xavi y no tan habituales como Eva que se para un rato a hablar y tengo que dejar de tocar ya que Boogie se emociona y no hay manera de que se quede quieto. Pasa también la señora que en ocasiones me ha bajado café con leche para mi y agua para Boogie y que siempre se deshace en atenciones. Me trae una botella de agua pero yo ya tengo una grande y me dice que me traerá para el perro. Al cabo de no mucho vuelve y le pone un cuenco de plástico a Boogie que este vuelca, no se si buscando comida debajo. Le doy las gracias y se despide con un "Te dejo trabajar, suerte". El amplificador empieza a distorsionar pero pese a que llevo pilas me da pereza cambiarlas. Toco durante un buen rato con un sonido un poco mas sucio y finalmente acabo apagando el ampli y tocando en acústico aprovechando que no hay mucho ruido en la calle. Un chaval pasa en bicicleta y se sienta en el banco de al lado durante un rato para escucharme. Durante la tarde pasa varias veces una estrambótica bici con remolque repleto de publicidad en el cual pasea un maniquí. La bici es pilotada por un chico que conozco de vista del pueblo y que me saluda al pasar. Un niño pasa con su tambor de juguete deleitando a sus padres con sus dotes musicales al ritmo de mi música. Me fascina ese don que tienen los niños para la música, y para casi todo,  que por desgracia perdemos antes de ser conscientes de él. Acabo sobre las 21.h con 24,84€ en el bote. El numero no está nada mal aunque hay que tener en cuenta que hoy he estado tocando alrededor de 3h. Aparece uno de los dos hermanos que hace años me encontraba habitualmente tras la barra de su bar Bhuda. Mientras recojo hablamos de otras épocas y de temas diversos. No se si será cierto pero he oído que los que actualmente lo llevan han decidido dejar de hacerlo. Solo espero que alguien lo coja manteniendo el nombre y la historia de un pequeño bar que forma parte de la memoria y el corazón de muchos. Si el pueblo sigue perdiendo estas cosas Cerdanyola dejará de ser Cerdanyola, si no lo ha hecho ya...


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!

miércoles, 29 de abril de 2015

DÍA 100: 23/ 04/ 2015 Cerdanyola del Vallés (San Ramón)

Celebro San Jordi de una bonita forma. Llegando al día 100. Una vez creí que llegaría al finalizar 2014. Era mi ilusión aunque indudablemente apunte demasiado alto. Quizás podría haber llegado pero no quiero aburrirme de tocar en la calle e intento no bajar a tocar si no me apetece. En este 2015 me lo estoy tomando con algo mas de calma para tratar de evitar la monotonía. Bajo a la San Ramón tras haber hecho las compras oportunas. No me gusta el afán consumista de las tradiciones o el como nos han llevado a ello pero San Jordi es distinto. Cuando se trata de algo tan maltratado como la cultura cualquier escusa es buena. Huelga decir que yo no me conformo con regalarle una rosa a mi madre y a mi amada y siempre que mi economía me lo permite intento regalarles también un libro. La leyenda está muy bien, la tradición también pero al fin y al cabo las mujeres también leen y, por lo que se, suelen hacerlo mas que nosotros. San Jordi es una fiesta extraña. Posiblemente sea la diada catalana mas aceptada, donde todos independientemente de los nacionalismos salen a celebrar la cultura de esta tierra y a su vez es laborable. Cansado de la jornada laboral pero animado por el jolgorio empiezo sobre 19.30h. La calle está abarrotada de gente pero pocos se pararan. El año pasado me pasó lo mismo y sabía que pasaría pero no me puedo resistir al ambiente y al llegar al día cien en un día tan señalado. La gente va pensando en que libro comprar y en guardar los euros para las rosas y mi bote pasa bastante inadvertido. La primera moneda cae de la mano de un hombre de largas barbas. Pasan varios conocidos como Xavi, Carlos, el hombre alemán al cual hacía un tiempo que no veía o Jorge cuando acabo de tocar. También pasa la amiga de mi hermano y su madre y se sientan un rato en el banco de delante a escucharme. Varios niños me hacen gracia y, a juzgar por como me miran, yo les hago gracia a ellos pero especialmente me saca la sonrisa un pequeño que se me queda mirando fijamente a modo de estatua. Me hago un poco pesado con el tema nuevo de Mi Verdad y le doy unas cuantas vueltas a otro que se está gestando llamado Mi Religión . Acabo a las 21.10h y salgo corriendo a casa de mi madre a cenar. Mi última canción como es habitual es solo con la armónica y me atrevo a intentar hacer un tren, o algo parecido, y saco un par de frases para despedir la actuación "En la San Ramón (4) nos vamos en tren aunque no haya estación".  Finalmente la tarde resulta ir mejor de lo esperado y voy a llevarle el libro y la rosa a mi madre tras recoger 25,34€ del bote.  Pocas monedas pero grandes en su mayoría. 


¡¡Nos vemos en las esquinas!!

jueves, 23 de abril de 2015

DÍA 99: 19/ 04/ 2015 Ripollet (Rambla Sant Jordi)

Domingo en la mañana, hoy me voy a ver a mis vecinos de Ripollet. No se exactamente que fiesta es pero la rambla Sant Jordi esta a petar de paradas de distintos colectivos. En la plaza del mercado se oye música así que bajo la rambla buscando un sitio donde se me pueda escuchar. Hoy voy totalmente solo. Boogie se queda en casa ya que está pachucho del estomago y prefiero que se quede descansando tranquilo. La rambla está repleta de gente cuando empiezo a tocar sobre las 12.45h. La primera moneda cae de mano de Carmona, uno de los responsables del bar donde organice el primer Blues Sucio Contra el Hambre. Hace un día bastante soleado, casi de verano si no fuera por el viento que corre y que refresca el ambiente. El solo se dedica a jugar al escondite con una nube tonta durante un rato y me vuelve un poco loco. Voy con una camiseta de tirantes y una camisa de manga corta encima mientras que en el carro reposa, por si acaso, una chaqueta. A ratos me sobra la camisa, a ratos me falta la chaqueta así que me quedo igual toda la mañana ya que cada vez que voy a quitarme o ponerme algo el solo cambia de opinión. Toda la mañana me la tiro tocando con afinaciones abiertas y casi toda con slide insistiendo bastante en el tema nuevo de Mi Verdad. También coloco la cejilla e improviso con el kazoo lo que acaban siendo los primeros indicios de dos posibles canciones nuevas.  Pasa la policía andando varias veces pero no me dicen nada. Dejo de tocar durante unos minutos para dar paso a la batucada que avanza por la calle y donde reconozco algunas caras. Pasa Montero, el otro socio del bar donde monte el primer Blues Sucio Contra el Hambre. Pasan unos chavales disfrazados de no se muy bien que y me ofrecen un caramelo y les indico el bote mientras les doy las gracias como con cada una de las monedas que veo caer al bote. Veo pasar a algunos conocidos. Vane se acerca y me saluda pero me engancha soplando la armónica y se va antes de que pueda devolverle el saludo. Tocar tantas cosas y hablar es complicado pero si puedo siempre intento intercambiar alguna palabra. Pasa también Carla y creo que me hace fotos pero mas tarde descubriré que eran dos vídeos, fragmentos de Ahoga tus Dudas. Acabo como siempre sin la guitarra e intentando improvisar y adaptarme a la armónica ya que es un mundo inmenso tan pequeño como para llevarlo en el bolsillo. Pasa Oscar bajando la rambla. Justo cuando voy a parar levanto la vista y tengo delante a Sergio, Zahara y el pequeño Shiro que me mira atentamente. Ante un público tan distinguido no puedo hacer menos que soplar un poco mas. Dejo de tocar cuando son las 15.20h  y hablo un rato con la familia mas joven de mi entorno y a la que siempre es agradable encontrarse. Shiro hasta toca un poco mi bombo demostrando madera de músico. Lo lleva en la sangre. En el bote 25,14€ entre los que me sorprende un billete de 5. Empieza a chispear y de camino a casa acaba lloviendo. En el tramo desde las Ramblas de Ripollet a la av. Catalunya de Cerdanyola prácticamente no hay ni un solo balcón donde resguardarse del agua y la caja de cartón donde llevo todos los trastos empieza a preocuparme ya que esta bastante destrozada. Es el tamaña perfecto ya que me cabe todo y justo encaja para poder engancharla a la carretilla con la silla de camping que utilizo para tocar. Será difícil encontrar una exactamente igual. Justo cuando llego a los primeros balcones para de llover como una especie de broma. Así es la vida siempre, una de cal y otra de arena. Aunque no se cual es cual y aunque a veces varíe las proporciones.


¿Nos vemos en las esquinas!




video video







miércoles, 22 de abril de 2015

DÍA 98: 18/ 04/ 2015 Granollers

Motivado por el buen día de ayer hoy me propongo trasladar mi blues a las calles de Granollers. Me levanto un poco mas tarde de lo deseado y como los trenes pasan cada hora llego a Granollers a las 12h. Entre que me dirijo al centro y monto empiezo a tocar a las 12,45h en una calle comercial atestada de gente. Comienzo con la canción nueva que saque ayer Mi Verdad. Después continuo con mi repertorio pero solo uso afinaciones abiertas. Pruebo también la cejilla que compre el otro día y eso me permite poder hacer las típicas ruedas de blues en mas tonos que de costumbre. No quiero tostar a Boogie así que empezamos a la sombra pero el sol nos acaba alcanzando. Acabo volviendo a tocar Mi Verdad añadiéndole un párrafo nuevo, exclusivo para el día de hoy "Mi verdad esta en Cerdanyola del Valles, Mi verdad esta aquí y ahora en Granollers" cuando son las 14,45h. Mientras recojo pasa un coche de mossos pero no me dicen nada. Tras dos horas tocando en el bote no hay mas que 15,06€. Esto me da para el tren y la comida, lo que haya de beneficio vendrá por la tarde. Me como en la plaza de la Porchada una hamburguesa con patatas regada con una cerveza, todo adquirido en un bar cercano para llevar ya que voy con Boogie. 

Tras la comida y un buen descanso vuelvo a la carga en la plaza sobre las 16,30h. En el centro de la plaza, bajo el porche que bautiza la plaza está montado el habitual mercadillo. Cuando empiezo hay poca gente pero se va animando. Desde el banco de enfrente un mendigo me pide de forma bastante reiterada que toque una de Elvis a lo que respondo con mi "Yo no nací en Memphis, nací en el Valles. Nunca he visto el Mississippi, crecí al lado del Riu Sec". El que mas triunfa es Boogie, sobretodo entre los niños. Muchos son los que se acercan a acariciarlo. Nadie se acerca a mi bote pero el ambiente de la plaza y el olor a queso de la parada que tengo justo detrás hacen que me quede, demasiado quizás. Acabo solo con la armónica e incluso me atrevo a intentar hacer un tren. No soy armonicista y se me hace un mundo pero a la vez cada vez mas me apasiona este pequeño instrumento. Boogie empieza a temblar. Por un momento me preocupo pensando que sea un golpe de calor, aunque me parece poco probable. Le doy agua pero sigue igual así que recojo y me voy cuando son las 18,30h. Nada mas enfilar una de las calles peatonales se para y se podría decir que orina por el ano, dejando un enorme charco marrón. Recojo lo que puedo pero es imposible y tengo que acabar pidiendo ayuda en establecimiento cercano que me dejan su garrafa de lejía para solucionarlo. Después Boogie se queda mucho mas tranquilo. En el bote solo habían 4,46€ así que vuelvo a la calle comercial a intentar invertir la situación. 

Retomo la actuación con la calle atestada de gente sobre las 19h. Las pilas flaquean y el sonido de la guitarra se distorsiona bastante. Algo menos de tres cuartos de hora después aparece una pareja de policías y me piden la licencia. Ante mi negativa me piden la documentación. Consigo disuadirles de que me pongan la multa pero me advierten de que la próxima vez serán 200€. Me informan de como pedir los permisos y me dicen que creen que no hay que pagar 20€. El tren ida y vuelta me cuesta 5€, si a eso tengo que sumarle venir otro día ya son 10€ mas 20€ de la licencia dan 30€. En un día como hoy hubiera pagado por tocar. Las normativas son demenciales. Recojo con la incerteza de si realmente me llegará o no la multa, aunque espero y creo que no, y con la certeza de que no volveré a Granollers. Toda una pena porque me sentía agusto. Me saca una sonrisa el hombre que estaba escuchándome con su nieta y empieza a decirle a los policías que su nieta estudia música y se ha parado al verme. Como ve que no me va a poder ayudar finalmente desiste. En el bote 3,03€. Todo el día trabajando para 7€ mas dietas.... Todos los días no pueden ser tan buenos como el de ayer.

¡¡Nos vemos en las esquinas!!

martes, 21 de abril de 2015

DÍA 97: 17/ 04/ 2015 Cerdanyola del Vallès (San Ramón)

Fin de mes en mi caso empieza día 15 del mes con suerte. Escaso de capitales este fin de semana tengo que estrujarlo. Bajo a la San Ramón sin saber muy bien si hago bien. De camino el nuevo vendedor de cupones me dice "Hey bluesman" y eso me saca una sonrisa y me da algo de ánimos. Me cruzo con Josep-María y al comentarle que quizás me estoy haciendo pesado me dice "que va, si ya eres parte del mobiliario urbano" y eso me acaba de animar. Empiezo a tocar sobre las 18.45h cuando luce un sol primaveral muy agradable. De la mayor parte de la tarde puedo contar poco ya que la mayor parte del tiempo toco con los ojos cerrados. Pasa la señora argentina y saluda a Boogie y como es habitual Boogie me arrastra un poco al verla. Pasa un chaval y me da un billete de 5€ en la mano y me deja flipando. Me pongo a improvisar y a probar algunas ideas que tengo en la cabeza. Al cabo de unas cuantas vueltas va tomando forma un nuevo tema que es muy yo, aunque espero que todos lo sean, y no puedo bautizarlo de otro modo que Mi Verdad. Tras acabar con las canciones que suelo tocar vuelvo al tema nuevo y me tiro bastante rato con él. Boogie empieza a ponerse pesado y cuando él quiere irse no me gusta hacerlo esperar demasiado y entiendo que hasta él empieza a cansarse de la canción nueva. El ritmo de Mi Verdad es algo lento y Boogie se pone a aullar y parece que cante conmigo, incluso clava los tiempos, lo que me da pie a incluir  "Mi verdad está en la San Ramón, Mi verdad es que el Boogie afina mejor que yo". Pasa mi primo con su novia a los que les hace gracia escuchar cantar al Boogie. Vuelve a pasar el chaval de los 5€ y me suelta otro billete de 10€ mientras me dice que "mola un huevo" y me deja sin palabras. Le digo que no hace falta tanto, que me sabe mal. Me pregunta que si fumo y que si fumo de todo. Me da tres cigarros y algo mas. No se que decirle. Le doy mil gracias. Cuando cuesta confiar muchas veces en la condición humana aparece alguien como Quique, a quien no pude hacer menos que preguntarle el nombre, y te dejan temblando. Tras eso soy incapaz de dejar de tocar y alargo un poco mas la inquietud de Boogie. Acabo a las 21,15h y mientras recojo pasan un par de familias, se acerca un niño a echar una moneda al bote que aun no he recogido y escucho como una mujer le dice a otra "Ay si, que este chico toca muy bien". Pasa una chica y también me echa en el bote. Nota para quien quiera dedicarse a esto: el bote es lo último que se recoge. Pasa también Xavi que hoy no me echa el euro que siempre me echa. Me gusta que distinga y que si no estoy tocando no eche. Me gusta mas eso que la moneda. Al menos para mi le da valor a lo que hago ya que quiero recibir monedas, si las recibo, porque guste lo que hago y no por pena. No estoy mendigando y ese gesto de Xavi me hace sentir bien. Aun con esas...no se puede luchar contra la visión que tiene la gente así que el bote sigue puesto mientras acabo de recoger y aun se acercará otra chica a echar. Tras el recuento me sorprenden 32,81€ en el bote. He bajado con dudas y parece que la calle a querido acallármelas.  Parece que no se rompe el hechizo que me une a esta calle así que creo que seguiré siendo pesado un poco mas. 



¡Nos vemos en las esquinas!

lunes, 20 de abril de 2015

DÍA 96: 11/ 04/ 15 Cerdanyola del Vallès (San Ramón)

Sábado por la tarde y vuelvo a la San Ramón. Bajo con la creencia de que estoy quemando la calle, que la gente me tiene demasiado visto y que tengo que empezar a cambiar de aires. Las recaudaciones últimamente están bajando y me lo tomo con un indicador de ello, aunque se que no es un indicador demasiado fiable. Empiezo a tocar a las 19.30h. Hoy elijo un mejor sitio que ayer, mas hacia el centro de la calle. Esta mañana he ido a buscar cuerdas para reponer la que rompí ayer  y también he aprovechado para comprar una cejilla y una armónica en sol. Tardo un poco mas en comenzar ya que me paro a cambiar la cuerda rota. Pasan varias personas que conozco de vista de tocar en la calle, algunas que vi ayer mismo como la señora argentina o la familia que siempre saludan a Boogie. Hoy se vuelven a parar a saludar a Boogie y este me vuelve a arrastrar un poco con la silla cada vez que se emociona y quiere saludar a alguien que conoce. Todo el repertorio que interpreto es con afinaciones abiertas y en su mayor parte con slide. La calle presenta el movimiento habitual en una tarde de sábado. Hay un par de momentos de la tarde que se forma corro para escucharme y caen unas cuantas monedas. El resto de la tarde pasa muy tranquila y la gente solo se acerca a mi bote de forma intermitente. Hacia el final de la actuación levanto la vista y me encuentro con un niño pequeño y su madre bailando en medio de la calle con mi música, lo cual me divierte y me reconforta. Acabo sobre las 21,15h tocando solo con la armónica. Mientras recuento pasa un chaval que me suelta alguna moneda y me dice "algo es algo". Acabo de contar y me echo al bolsillo 22,52€. Es mas de lo que creía que sacaría pero aun así creo que debo dejar descansar un poco la calle así que el fin de semana que viene intentaré cambiar de pueblo.


¡Nos vemos en las esquinas!

miércoles, 15 de abril de 2015

DÍA 95: 10/ 04/ 2015 CERDANYOLA DEL VALLÈS (San Ramón)

Viernes por la tarde y como es habitual, demasiado quizás, bajo a la calle San Ramón. Hoy me coloco en la primera manzana muy cerca de la plaza de la iglesia. Empiezo a tocar a las 19h aproximadamente. Al principio hay bastante movimiento aunque como viene siendo habitual para la segunda parte de la actuación se irá vaciando paulatinamente hasta quedarme tocando prácticamente solo. En la plaza de la iglesia hay una exhibición de karate  y cuando acaba veo subir a varios karatecas muy jóvenes. La calle está bastante animada y son varias las personas, sobretodo niños, que se paran a saludar y acariciar a Boogie. Entre estos pasa una familia que ya los conoce y Boogie reacciona cuando estos aun están lejos. También se para un rato con Boogie una señora argentina de la que ya he hablado otras veces y a la que el perro también reconoce. Incluso tengo que dejar de tocar porque me arrastra con la silla a la que está atado. Pasa una amiga de mi hermano con su madre y me echan unas monedas mientras me saludan. También pasa el hombre con acento canario, o eso creo, con quien a base de encontrarnos por las esquinas he entablado cierta confianza, aunque no conozco aun su nombre. Pasa un niño que me dice que toco muy bien y que siempre me echa algo en el bote pero que hoy tiene poco y es para comprarse un refresco. Le digo que no se preocupe lo mas absoluto, que el dinero es lo de menos y que lo que realmente importa es que disfrute de la música. Esto parece escucharlo los transeúntes porque a partir de ahí pocos se acercan al bote. Al rato vuelve a pasar el niño con su hermana y me echan unas monedas. El futuro son los niños, los mayores ya estamos corrompidos y no hay vuelta a atrás. Cambio varias veces de afinación. Empiezo con la de Re y luego paso a Sol. De solo vuelvo a pasar brevemente por Re para repetir las canciones mas nuevas y que mas necesito repetir y cambo a afinación normal. Vuelvo a cambiar a Re para tocar los últimos temas y se me rompe una cuerda. Esto me dificulta bastante los últimos 15 minutos de actuación. Como puedo toco "El Gran Lobo Negro" e improviso un blues, "El Blues de la cuerda Rota" podríamos llamarle. Acabo sobre las 21h improvisando con la armónica y sin guitarra mientras en el bote reposan 18,41€. Mis recaudaciones están bajando y posiblemente sea porque la gente ya me tiene demasiado visto.


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!

lunes, 13 de abril de 2015

05/ 04/ 2015 Grabación en Calella // Concierto en Blanes

Madrugo como si fuera un día laboral. El domingo de resurrección yo no tengo descanso. Tras levantarme pronto, el oportuno aseo y el paseo matutino con Boogie cojo mis trastos y me lanzo hacia el tren. Media hora después de salir de casa llego a la estación junto con Mónica, que me acompaña. Media hora después de coger el tren llegamos a plaza Cataluña de Barcelona y una hora después, sobre las 12h llegamos a Calella. En la estación de dicha localidad costera nos espera el batería de Freskor Eskrotal, el encargado de la grabación y el culpable de que próximamente vea la luz un recopilatório  del que formaré parte. Nos subimos en su coche y nos lleva asta su estudio. Montamos en bastante poco tiempo y tras un breve descanso para inhalar humos me pongo manos a la obra. Grabo dos veces cada canción a parte de algunas tomas en las que me equivoco y se quedan a medias. En poco mas de un cuarto de hora grabo los temas. El equipo es bueno y salgo contento con el resultado. Ahora falta la post-producción. Os mantendré informados.




Después de grabar Mónica y yo nos paramos a comer en un kebab, subimos al tren y vamos hasta Blanes. Como aun es pronto llegamos a la sobremesa familiar. Sobre las 18.30h me dirijo al Boogaloo para montar trastos y hacer una pequeña prueba de sonido. El concierto se supone que empieza a las 20h  pero empiezo bastante mas tarde esperando a ver si viene alguien. La otra vez que vine a tocar el bar estaba lleno pero hoy no tiene nada que ver. Mi público lo forman mi novia, la familia de mi novia y René y su chica. Aprovecho para dar las gracias por su presencia. Conozco a René de cuando tocaba el bajo en UltraHimen y concidiamos haciendo el punki por distintos conciertos y escenarios, antes de que se convirtiera en el talentoso tatuador que es hoy. Tras el concierto ingiero una de las magnificas hamburguesas que prepara Pere como ginda a un día intenso. Con algo mas de público hubiera sido el día perfecto. 

                    


¡Nos vemos en las esquinas!

miércoles, 8 de abril de 2015

03/ 04 2015 BLUES SUCIO CONTRA EL HAMBRE 3

Hoy a llegado el día de la tercera edición de Blues Sucio Contra el Hambre. Como ya sabréis se trata de un proyecto en el que la entrada a los conciertos es una donación de comida para el comedor social Amics de Mossen Rosell. Esta asociación hace una gran labor llenándole la  barriga a aquellos que desgraciadamente no pueden hacerlo por si mismos. La crisis aprieta y todos podemos hacer algo ya que en cualquier momento podemos ser cualquiera el que se vea en esa desafortunada situación. En esta tercera edición tuve el lujo de contar con el gran Dino Ratso. Es un gran artista al que aprecio y me sabio mal que el sonido no acompañara demasiado. En gran parte el error fue mio. El X KE NO!, bar donde se realizaba el concierto, es un bar pequeño que hace poco que esta abierto. Debido a su reducido tamaño pensé que con el mini equipo que solemos llevar a los bares pequeños sería mas que suficiente pero no fue así. La gente hablando fuerte mientras cenaba, el ajetreo de terraza, el futbolin, la cafetera..... Dos mesas por delante de Dino ya no se le oía. Tras subir todo lo que pudo los volúmenes y cuando la cosa se tranquilizo un poco, se empezó a escuchar algo mejor y los que estábamos cerca disfrutamos de un conciertazo de los que nos tiene acostumbrados. Tras la actuación de Dino Ratso me toco el turno a mi. Con el bar algo mas vacío y todo mas tranquilo creo que a mi se me escucho algo mas. Toque agusto dentro de lo que cabe, disfrute del grato público que allí había y estrené tres temas nuevos afinados en Open D, afinación que asta ahora no había usado. Tras el concierto Dino Ratso me regalo un ejemplar de cada de sus dos discos. Todo un honor.
Agradecer a toda la gente que vino, especialmente a los que trajeron comida, a Dino Ratso y a Carlos de X KE NO! por hacer esto posible. Seguiremos en la brecha. 


Nos vemos en el próximo o.... ¡Nos vemos en las esquinas! 

martes, 7 de abril de 2015

DÍA 94: 02/ 04/ 2015 Mercadillo Fontetas // San Ramón (Cerdanyola del Vallès)

Llega la semana santa y aprovecho que tengo fiesta el jueves santo para bajar a tocar. Normalmente ponen el mercadillo el viernes pero como mañana es fiesta lo han adelantado a hoy, jueves. Llego al mercadillo y tras dar unas vueltas me coloco junto a la barandilla del río. Con el Riu Sec a la espalda y el mercadillo de frente no es el sitio mas concurrido pero tengo sitio suficiente para montar sin estorbar a ningún tendero. Empiezo a tocar sobre las 12h. La gente me ignora bastante y pocos son los que se me acercan. Pasa la policía y también me ignora. Toco la misma lista de canciones que tocaré este domingo en el Boogaloo de Blanes, donde me han vuelto a invitar de nuevo. Es básicamente el mismo set list que tocaré el viernes en el BLUES SUCIO CONTRA EL HAMBE 3 pero sumándole alguna canción mas. Cuando acabo la lista vuelvo hacia atrás y repito las 5 canciones que mas me gustan. Durante la actuación pasa la señora que siempre le da algo de comer a Boogie, en otras ocasiones croquetas y esta mortadela. También pasa otra señora con su marido, rebusca un rato dentro de la bolsa de la compra y finalmente me ofrece un plátano que deposita en mi caja de los trastos como le indico. Pasa la señora sudamericana que el otro día me invito a conocer a Cristo y repite la invitación, esta vez dejándome un papel con un mensaje religioso bastante extenso y contundente en el que incluso ha apuntado su numero, no se con que intención. Acabo sobre las 14,15h con unos escasos 6,35€ en el bolsillo, un plátano, un mensaje de Dios y la sensación de no haber llegado a prácticamente nadie hoy. Eso si, el sol si que me ha llegado a mi y vuelvo con los brazos y la frente de un color rojo que anuncia que posiblemente me empiece a pelar como una serpiente cambiando de piel próximamente. 


Insatisfecho con la actuación de esta mañana decido hacer doblete y volver a bajar por la tarde, esta vez a la San Ramón. Empiezo a tocar en la céntrica y peatonal calle sobre las 19,30h. Durante la primera canción no cae nada y temo que se repita la escasez de esta mañana pero por suerte no es así. A veces tengo la sensación de que la gente ya me tiene demasiado visto. Cae una moneda de una señora que dice "¡mira! ¡soy la primera!". Vuelvo a repetir el mismo repertorio que por la mañana pero esta vez me sale una extrañísima versión de El Coyote. Se me emboza el segundo agujero de la armónica, agujero vital que me complica bastante el resto de la actuación. En la primera parte de la actuación hay un momento que llega a hacerse un corro de gente escuchándome, sobretodo familias con niños pequeños. También pasan varios amigos y conocidos como Xavi, Josep, Javi o Clemente. Asta poco mas de las 20h hay gente por la calle pero luego se vacía. La última media hora toco prácticamente para nadie. Quizás el momento mas curioso viene provocado por un pelo de mi bigote que decide engancharse en la armónica y que me hace acabar la canción como puedo intentando que no se note mucho mi percance. Quizás sea hora de pensar en afeitarse pero me da bastante pereza volver a la dictadura de las cuchillas. Acabo a las 21,15h  con 19,88€ en el bolsillo y preparado para los dos conciertos y la grabación que tengo este alargado fin de semana. 


¡¡¡Nos vemos en las esquinas!!!  






miércoles, 1 de abril de 2015

DÍA 93: 29/ 03/ 2015 Cerdanyola del Valles (San Ramón)

Mi intención es cambiar de pueblo para la actuación de hoy. La primera idea es ir por la mañana a Ripollet ya que el domingo por la mañana las ramblas suelen llenarse bastante pero la pereza me engancha a la cama y no me deja levantarme. Pienso en ir por la tarde a Sabadell pero de nuevo la pereza me frena y acabo saliendo demasiado tarde. Ademas es domingo y mañana toca madrugar para ir a la fabrica y no quiero llegar tan tarde a casa así que me quedo en  mi Cerdanyola. Como el viernes estuve en la avenida Cataluña y ayer en la San Ramón me dirijo a las Fontetas por aquello de cambiar de aires pero cuando llego esta todo bastante vacío. Finalmente, después de una buena vuelta tonta, acabo como siempre en la San Ramón. La calle esta bastante vacía pero parece ser mi mejor opción. Acabo empezando a las 19h, una hora bastante buena sino fuera domingo ya que la gente prefiere manta y sofá que dar una vuelta. He de reconocer que no tengo muchas ganas y yo también preferiría manta y sofá pero voy bastante justo y toca trabajar.  Según avanza la actuación la calle aun se va quedando mas vacía. Boogie también se aburre y cada vez que acabo una canción se pone de pie y me reclama un trozo de frankfurt. Aparece Denis que se para un rato a escucharme e intercambiamos algunas palabras.Hacia el final de la actuación un chico de mas o menos mi edad me echa unas  monedas, me dice que le sueno de haberme visto en Sabadell (cosa que yo dudo) y me habla sobre alguien que no conozco y sobre adiestramiento de perros. Toco el mismo repertorio que el viernes que viene tocaré en el BLUES CONTRA EL HAMBRE 3. Como ya conocéis los que me seguís, es el tercero de un ciclo de conciertos solidarios en el que a modo de entrada se recogen  alimentos para el comedor social Amics de Mossen Rosell.  Esta edición me hace especial ilusión ya que el artista invitado  es alguien con quien hace tiempo tenía ganas de compartir cartel. Jamas pensé que un hombre solo con una guitarra y tocando temas con sabor a pop-rock me pudiera gustar pero la verdad es que Dino Ratso me encanta. Me gustan mucho sus letras pero sobretodo me gusta que haya removido de esa manera mis prejuicios musicales haciendo que un tipo de artista que nunca pensé que me pudiera gustar se convierta en uno de mis artistas favoritos. Si el mundo fuera justo él estaría vendiendo miles de discos y los que lo hacen estarían en el vertedero que les corresponde pero gracias a dios que no es así porque así, sin masificar, las cosas siempre saben mejor. Acabo mi ensayo callejero con la calle vacía y 15,69€ en el bolsillo. Es poco pero suficiente y, evidentemente, no soy nadie para quejarme de lo que cae o no en el bote. 


¡Nos vemos en las esquinas!








Cartel por Dino Ratso. Evento de faceboock pincha aqui